Autor El poema
20 Febrer 2016 a 14:00

Esclava, no obstante princesa

 

Poema Tatiana ortiz esclava (madre (1)
Amelia no tenía la más mínima vanidad
Era una hembra de verdad
Pasaba miserias casi siempre sin soñar
Era chiquita y cabía en las palmas de mis manos
Disminuía sus sentimientos para no esperar nada a cambio
No importa que no pase a la historia,
Un relato que escribió con pluma de sangre
Tanto sufrió Amelia que el último que la recuerde
Acabará con su eternidad
Chiquita no debes llorar
Borra la sombra de tu penumbra
Que nada en un océano de lágrimas de aguas vivas
Pero se fue Amelia querida
A la luz donde sus sueños pueden convertirse en realidad
Aquí mucho sembró, pero nada cosechó
Solo pequeños puñados  de tierra de sal inservible
Con Yerbas como plagas que azotan al roble más fuerte
En su tosco epitafio pusieron
Fue buena hembra, pero nació esclava, no obstante  princesa.
Switch to mobile version